El cáncer es una de las enfermedades más comunes de nuestra era. No es de extrañar que en las últimas décadas muchas investigaciones en ciencia, tecnología de la salud y biomedicina se hayan centrado en esta especialidad médica. Sus aplicaciones facilitan desde un diagnóstico precoz de la enfermedad, que puede salvar vidas, a cómo afrontar el tema del cáncer o cómo atacar únicamente las células cancerígenas y no las de alrededor.

Entonces, ¿cuáles son los 3 avances clave de tecnología sanitaria en la lucha contra el cáncer?

Todas estas tecnologías tienen algo en común: aplicadas a la salud mejoran el tratamiento en oncología.

1. La inteligencia artificial aplicada a las herramientas de diagnóstico

Esta herramienta tecnológica puede facilitar considerablemente el diagnóstico, capaz de detectar pequeños tumores que antes no podían verse o eran difícilmente detectables a este nivel y con esta rapidez, incrementando la calidad de la asistencia sanitaria. Además, ofrece una mejora significativa en el tiempo de detección, permitiendo diagnósticos precoces.

2. El test de análisis genético mediante biopsia líquida

Mediante este test de precisión se pueden detectar células que circulan por la sangre o trozos de material genético tumoral de forma menos invasiva, sin necesidad de realizar una biopsia tradicional y que se puede repetir tantas veces como sea necesario, facilitando enormemente el proceso de localización del cáncer. 


3. Las terapias dirigidas y la inmunoterapia desarrolladas mediante la biotecnología

Estas novedosas terapias se desvinculan de los métodos preexistentes de abordaje del cáncer: la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía. Sin embargo, las terapias dirigidas atacan directamente a la alteración molecular propia del tumor, sin atacar al resto del organismo. Y, por su parte, la inmunoterapia se dirige a reforzar el sistema inmunitario del paciente con cáncer. Mediante este tipo de herramientas biotecnológicas la tecnología sanitaria nos permiten dar pasos agigantados en la lucha contra el cáncer. 

En Docline creemos en las enormes posibilidades que la tecnología sanitaria puede abrir a los enfermos y profesionales que tratan con el cáncer a diario. No solo en temas como el diagnóstico, el análisis de su impacto o las terapias, sino en todos los aspectos en los que el cáncer afecta a la vida del paciente. Especialmente en Oncología estas herramientas tecnológicas digitales están marcando la diferencia.

Si quieres saber más sobre cómo aplicamos nuestra solución tecnológica en el área de oncología, puedes descargar nuestro caso de éxito donde te contamos cómo ayudamos a mejorar el tratamiento del cáncer de mama, una iniciativa que mejora la calidad de vida de las pacientes en un 60%.